More Coastal Protection is Coming



Laycee Gibson

Press Assistant

Senator John Cornyn (R-TX)

Conexion San Angelo/Newsroom

San Angelo, Texas – Following Hurricane Laura last month, U.S. Senator John Cornyn (R-TX) authored the following op-ed in the Beaumont Enterprise on his successful efforts to secure federal funding for coastal protection projects along Texas’ Gulf Coast.

Texas had a near miss last month. Contrary to earlier projections, Hurricane Laura brought significantly less damage than anticipated. Had the storm shifted slightly west, our communities would be devastated like those of our Louisiana neighbors. Had it moved more slowly, the rainfall and storm surge could have rivaled that of Hurricane Harvey.

Truth be told we were lucky this time, but next time we may not be. When the next major storm barrels toward Texas’ coastline, we can’t just bank on luck – we need to ensure preparation is on our side.

More than 15 years ago – long before Hurricane Laura, Harvey, or even Ike – the idea for a massive flood mitigation project along Texas’ Gulf Coast was conceived. The Sabine Pass to Galveston Bay project spans nearly 4,000 square miles from Brazoria County to Orange County. It would fortify aging levee systems, build new ones, replace bridges, renovate dams, and widen channels to keep our communities safe from heavy rain and storm surge. Despite the clear need and ongoing work by the U.S. Army Corps of Engineers (Corps), federal, state, and local leaders to get this project under construction, one critical hurdle remained: funding. Two years ago, I helped change that.

Three weeks ago, when I surveyed areas impacted by Hurricane Laura with Governor Greg Abbott, Lieutenant Governor Dan Patrick, and Senator Ted Cruz, the Governor didn’t mince words in saying, “We dodged a bullet.” The question isn’t if that next bullet will come, but when, and how ready we will be. With these projects, Texas will be stronger, safer, and better prepared for whatever Mother Nature sends our way.



Llega más protección costera

Laycee Gibson

Asistente de prensa

Senador John Cornyn (R-TX)

Sala de prensa / Conexión San Angelo

San Angelo, Texas – Después del huracán Laura el mes pasado, el senador estadounidense John Cornyn (R-TX) escribió el siguiente artículo de opinión en Beaumont Enterprise sobre sus exitosos esfuerzos para asegurar fondos federales para proyectos de protección costera a lo largo de la costa del Golfo de Texas.

Texas estuvo a punto de fallar el mes pasado. Al contrario de las proyecciones anteriores, el huracán Laura provocó significativamente menos daños de lo previsto. Si la tormenta se hubiera desplazado ligeramente hacia el oeste, nuestras comunidades estarían devastadas como las de nuestros vecinos de Louisiana. Si se hubiera movido más lentamente, la lluvia y la marejada ciclónica podrían haber rivalizado con las del huracán Harvey.

A decir verdad, esta vez tuvimos suerte, pero la próxima vez puede que no. Cuando la próxima gran tormenta se dirija hacia la costa de Texas, no podemos simplemente confiar en la suerte, debemos asegurarnos de que la preparación esté de nuestro lado.

Hace más de 15 años, mucho antes del huracán Laura, Harvey o incluso Ike, se concibió la idea de un proyecto masivo de mitigación de inundaciones a lo largo de la costa del Golfo de Texas. El proyecto Sabine Pass to Galveston Bay se extiende por casi 4,000 millas cuadradas desde el condado de Brazoria hasta el condado de Orange. Fortalecería los sistemas de diques antiguos, construiría otros nuevos, reemplazaría puentes, renovaría presas y ampliaría los canales para mantener a nuestras comunidades a salvo de las fuertes lluvias y marejadas ciclónicas. A pesar de la clara necesidad y el trabajo continuo del Cuerpo de Ingenieros del Ejército de los EE. UU. (Cuerpo), los líderes federales, estatales y locales para poner en construcción este proyecto, quedaba un obstáculo crítico: la financiación. Hace dos años, ayudé a cambiar eso.

Hace tres semanas, cuando examiné las áreas afectadas por el huracán Laura con el gobernador Greg Abbott, el vicegobernador Dan Patrick y el senador Ted Cruz, el gobernador no se limitó a decir: "Esquivamos una bala". La pregunta no es si llegará la próxima bala, sino cuándo y qué tan preparados estaremos. Con estos proyectos, Texas será más fuerte, seguro y mejor preparado para lo que sea que la madre naturaleza nos envíe.

2 views